Torta de hojaldre con “calçots” a la brasa, alcachofa, queso, romesco y salchichón trufado

  • Dificultad
    2/3
  • 4 personas
  • 35 minutos

ingredientes

  • Para el hojaldre: 1 Plancha de hoja
  • 100g Tomate rallado
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Para la torta: 1 Salchichón Trufado Casa Riera Ordeix
  • 4 unidades Alcachofas 24 unidades Calçots 50g Queso semicurado Sal Para la salsa romesco: 30g Almendra 30g Avellanas 4 unidades Tomate maduro 2 dientes Ajo 250ml Aceite de oliva 2 ramas Perejil 4 Ñoras

Compartir

Elaboracion

Para el romesco: Poned en remojo las ñoras y sacarlas la carne con una cuchara. En una bandeja poned a asar el tomate y los ajos con aceite de oliva en el horno bien salpimentado. Una vez cocido con el túrmix verted en un recipiente para poderlo triturar junto con todos los demás ingredientes menos el aceite de la cocción. Id ligando el romesco con el aceite poco a poco. Una vez hecho guardad el romesco en una manga pastelera. Para el hojaldre Estirad el hojaldre empolvado con harina con un rodillo de pastelería. Pinchad con un tenedor para que no suba el hojaldre. Cortadlo en rectángulos de 4x15cm para poder hacer la torta. Mezclar el tomate con el aceite de oliva y untar las tortas. Poned en el horno a 140°C en una bandeja y otra bandeja encima, unos 10 minutos hasta que haya cogido color. Reservad las tortas. Pelad las alcachofas y extraed el pelo de dentro. Cortadlas en cuatro partes cada mitad y saltead con aceite, sal y pimienta. Coced los “calçots” a fuego vivo y reservadlos envueltos en papel de periódico para que terminen la cocción. Pelad los “calçots”, cortad la parte de arriba y reservad. Cortad el queso en dados muy pequeños y reservad. Cortad el Salchichón Trufado a cortes muy finos con la máquina de cortar.